Los 14 senadores reconocieron que las EPS financiaron sus campañas políticas.

Se destapó la ‘bancada’ de la salud . Senadores: Roy Barreras, Gabriel Zapata, Camilo Sánchez y Efraín Cepeda.

Senadores: Roy Barreras, Gabriel Zapata, Camilo Sánchez y Efraín Cepeda.

Foto: SEMANA.

La plenaria del Senado inhabilitó a nueve de sus integrantes para participar del debate de la reforma a la salud. La razón, estos congresistas confesaron haber recibido aportes de las EPS a sus campañas políticas en el 2010.

Precisamente, el proyecto de reforma discutirá la posible eliminación de estas empresas como prestadoras del servicio fundamental de la salud.

Se trata de los senadores conservadores Gabriel Zapata Correa quien reconoció que recibió aportes de Coomeva; Efraín Cepeda ya que sus hermanos son socios de una EPS y realizaron aportes a su campaña; Otro de los  que hizo publica su financiación fue Jorge Eduardo Géchem (La U), cuya campaña fue costeada por una institución comercializadora de productos de la salud; Rodrigo Villalba (liberal), quien recibió aportes de una EPS; Camilo Sánchez (liberal), quien fue patrocinado por Colsanitas.

También se descubrieron: Juan Carlos Restrepo (Cambio Radical), quien aceptó los aportes en dinero de una EPS a su candidatura; Maritza Martínez, quien recibió aportes de un particular que es socio de una IPS; Roy Barreras (La U) también dio cuenta de esta financiación; Martín Morales (liberal) se declaró impedido por que su hermano, quien es gerente de una EPS, también aportó a su campaña.

Félix Valera (Partido Verde), Jorge Ballesteros (la U), reconocieron esta situación. Mientras que Héctor Julio Alfonso López, el hijo de la empresaria del chance Enilce López (la ‘Gata’, señaló que las empresas de su familia realizan transferencias por ley al sistema de salud. Myriam Paredes y Roberto Gerlein también ventilaron que recibieron dineros por parte de empresas vinculadas con este sector.

El Senado aceptó estos impedimentos por lo que los congresistas que reconocieron recibir financiación legal a sus campañas, proveniente de empresas prestadoras del servicio,  quedaron marginados del debate de la reforma.

Otro impedimento de senadores que manifestaron tener familiares o parientes vinculados laboralmente al sector de la salud, fue presentado por (y aquí algunos repiten) Juan Carlos Vélez, Roberto Gerlein, Juan Manuel Galán, Antonio Guerra, Jorge Hernando Pedraza, Hernán Andrade, Juan Lozano, Carlos Barriga, Guillermo García Realpe, Álvaro Ashton y Carlos Fernando Motoa, También por Mauricio Aguilar, Luis Emilio Sierra, Jorge Londoño, Juan Mario Laserna, Alexander López, Manuel Guillermo Mora, Olga Suárez, Manuel Virgüez, Carlos Ramiro Chavarro, José Darío Salazar y Alexandra Moreno Piraquive. Sin embargo, la plenaria rechazó esta causal para que se declararan impedidos.

De esta forma, se espera que se destrabe el debate de la reforma a la salud. De hecho, la plenaria contó con la presencia de 67 senadores que hicieron quórum para discutir el proyecto.

La presencia masiva de los parlamentarios se dio horas después de que la presidencia de la República expidiera el decreto que creó una nueva prima para los congresistas, con lo que no verán reducido su salario.

Fuente: Revista Semana www.semana.com

Related Posts

Déja un Comentario