MÉXICO ES EL INVITADO DE HONOR DEL XV FIT DE BOGOTÁ

0
  • “Nueve compañías mexicanas, representantes de diferentes disciplinas, se presentarán en Bogotá a partir del 11 de marzo”.
  • “El Ballet Folclórico de la Universidad de Guadalajara llega al Festival tras haber sido visto por más de 10 millones de personas en todo el mundo”.
  • “El reconocido director Luis de Tavira presenta su versión de una obra de Bertolt Brecht”.
  • “Dos actores desnudos en el lodo representan el drama clásico de Tristán e Isolda”.

-Un grupo folclórico que ha sido visto por más de 10 millones de personas en los cinco continentes, un nuevo punto de vista sobre la vida de un popular boxeador, la adaptación de un clásico de Bertolt Brecht dirigido por el reconocido Luis de Tavira, una versión de una obra del estadounidense Eugene O’Neal y otra de Macbeth, escenificada en tiempos de la Revolución, una obra infantil que alaba la diversidad y la tolerancia, una versión bastante particular de una ceremonia religiosa católica y una puesta en escena cargada de erotismo de la trágica historia de amor de Tristán e Isolda, más dos coproducciones y un circo de calle, son las piezas que llegan a la versión XV del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá como parte de la participación de México como país invitado de honor.

El teatro, una actividad que ha estado presente en el pueblo mexicano desde antes de la llegada de los españoles, ha tenido un destacado desarrollo en los últimos años, hasta el punto de que, según la encuesta de consumo cultural de la Secretaría de Cultura de ese país, el año pasado duplicó las ventas de boletas del fútbol y de los conciertos populares, ubicándose en el tercer lugar en la preferencia de consumo cultural de los mexicanos.

Ocho representantes de esta vigorosa actividad artística formarán parte de la edición número 15 del festival de teatro más importante del continente.

Con 50 años de existencia, el Ballet Folclórico de la Universidad de Guadalajara es una de las compañías de danza folclórica más importantes del país y uno de los colectivos que más trabaja en el mantenimiento de las tradiciones culturales mexicanas. Sus coreografías, llenas de lo más representativo del folclor, y un magnífico grupo de músicos en vivo son el principal atractivo de esta compañía que ha realizado más de 1500 presentaciones alrededor del mundo.

José Ángel “Mantequilla” Nápoles se coronó en 1969 campeón del peso Wélter de la Asociación Mundial y el Consejo Mundial de Boxeo, títulos que perdería con el argentino Carlos Monzón en 1974. Su historia sirve de excusa para que la compañía Teatro Línea de Sombra realice Baños Roma, una reflexión sobre la situación actual de violencia que afecta la ciudad de Guadalajara como consecuencia de la lucha en contra del narcotráfico.

Luis de Tavira (cofundador del Centro Universitario de Teatro de la Universidad Autónoma de México y del Centro Experimental Teatral del Instituto Nacional de Bellas Artes) es uno de los más reconocidos dramaturgos y directores mexicanos. Con más de 70 puestas en escena, no sólo en México sino también en Estados Unidos, Italia y Canadá, llega al Festival con El círculo de cal, adaptación de El círculo de tiza caucasiano, una reflexión del dramaturgo alemán Bertolt Brecht sobre la familia y la propiedad.

El dramaturgo estadounidense (ganador del Premio Nóbel) Eugene O’Neill realizó en Una luna para los mal nacidos, un homenaje a su hermano, muerto a los 40 años víctima de una cirrosis provocada por el exceso de alcohol. Esta historia, sobre la redención del ser humano, fue elegida por Mario Espinosa, director del grupo de teatro de la Universidad Autónoma de México (UNAM), para presentarse con su compañía en el festival bogotano.

La compañía Los Colochos Teatro llega a Bogotá con Mendoza, una particular versión de Macbeth (que además bebe de fuentes tan variadas como Juan Rulfo y García Márquez), en la cual, en tiempos de la Revolución Mexicana, el general José Mendoza, emocionado por los vaticinios de una bruja, que le promete poder y dinero, e impulsado por la ambición de su esposa, asesina a su compadre y amigo, a quien ve como un obstáculo en su camino a la consagración como comandante supremo.

Dos niños de dos regiones distantes de la república mexicana, que sin embargo comparten inquietudes, miedos y sueños, juegan todo el tiempo a ser lo que no son e inventarse historias fantásticas. Toto y Coco son los protagonistas de Memorias de dos hijos caracol, la pieza infantil de la compañía Carretera 45 que reflexiona sobre la diferencia, la tolerancia y los demás temas que afectan a los jóvenes latinoamericanos.

La Misa Fronteriza, de las compañías Gorguz Teatro y Universiteatro, es mucho más que una provocación, es la descripción del “salvaje norte” mexicano, un homenaje y una crítica a esa región, fronteriza con Estados Unidos, “donde los hombres son machos y las botas tienen espuelas, donde tomar, cantar y pelear son un estilo de vida”. Siguiendo los diferentes momentos de la ceremonia religiosa católica se hace una reflexión sobre la cultura norteña, su música, sus modos, su acento y hasta su vestuario.

Finalmente, la compañía de Manuel Aguilar (Mosco) presentará su versión de la trágica historia de amor de Tristán e Isolda, en esta oportunidad tratando de reflejar las crisis y dificultades de las parejas contemporáneas representadas en un par de actores que interactúan, se aman y se enfrentan a lo largo de toda la obra desnudos en medio del fango.

Dentro de este gran grupo mexicano no podemos dejar de lado dos de las coproducciones del XV FITB: Pequeños territorios en reconstrucción, una puesta en escena colombo mexicana definida como “Un antiespectáculo teatral centrado en las preguntas que le suscitó a la compañía mexicana Línea de Sombra, su encuentro con la Ciudad de las Mujeres, construida en Turbaco Bolívar, por mujeres desplazadas en Colombia.

Las 10 mil cosas, es la gran coproducción entre el Festival Cervantino de México, el Festival Santiago a Mil de Chile y el FITB, una gran puesta de teatro realista que a la vez permite ver lo que la misma realidad esconde debido a que no es un teatro descriptivo sino sugerente. Dirigida por Fabio Rubiano, escrita por el reconocido escritor y psicólogo chileno Andrés Kalawsky e interpretada por dos talentosos actores de la Compañía Nacional de Teatro de México, es una obra que deja  huella y reflexión en todo el que tenga la oportunidad de verla.

En el teatro de calle, México por supuesto estará presente con Zayco Circo, un fabuloso espectáculo lleno de fenómenos visuales que bailan al son de sonidos ancestrales en busca del infinito perdido.

100 directores, 3650 actores, 32 países, 164 obras, 855 funciones, 320 mil localidades, 63 escenarios, 40 salas, 210 funciones de teatro de calle y muchas sorpresas más hacen de éste el festival de teatro más grande del mundo.

¡EL TEATRO ESTÁ DE FIESTA, CELEBREMOS!

Share.

About Author

Déja un Comentario