Por: Sebastian Giraldo
Muchos misterios rodean este evento que ha llegado a nosotros desde los celtas, cuya fiesta era llamada «Samhain» que hacía referencia inicialmente a la llegada del año nuevo de la Europa pagana (anterior al cristianismo), otro dato interesante es que su significado en irlandés antiguo significa «Fin del Verano». Por otra parte la palabra Halloween data de alrededor del siglo XVI y es una variación escocesa de «All Hallows’ Even» que significa «Víspera de todos los santos» en la cual se creía que la línea que separa este mundo del de los muertos se diluía y podrían pasar tanto los espíritus benévolos como malévolos; los espíritus de los ancestros eran invitados a seguir, mientras los espíritus malignos eran ahuyentados, se cree que por esto nace la necesidad de los trajes y máscaras.

¿Qué son las brujas?
Eran mujeres que tenían conocimiento sobre la naturaleza en cierta forma eran «chamanes», conocían el poder sanador de las plantas, anatomía, eran parteras y algunas alquimistas, pero que debido a que el conocimiento era totalmente inaccesible para ellas, se veía como algo extraño, irreverente y de paso satánico; también por el solo hecho de ser mujer en aquella época significaba que debían ser propiedad de un hombre, así que si eran «libres» atentaba contra la moral de la época porque se tomaban como un objeto de tentación para hacer caer a quienes querían vivir en el celibato (el clero).

Cacería de brujas
La llegada del cristianismo a las islas británicas, específicamente a Escocia, marca el principio de una usurpación por parte del mundo católico con el fin de ilegitimar estas tradiciones paganas que solo por ser diferentes, se considerarían tiempo después herejía lo cual daría paso a la cacería de brujas, los juicios ligeros, el pánico colectivo y a los sistemas de tortura que son una gran mancha en el historial de la humanidad, de lo cual se conservan monumentos y museos. Cientos de visitantes pasean día tras día por la explanada frente al castillo de Edimburgo, pero pocos son conscientes de que aquí se llevó a cabo un gran número de ejecuciones públicas. La Fuente de las Brujas, en un rincón de la explanada, es un homenaje a las personas que en Escocia se ejecutaron por entre 1563 y 1722 por la práctica de estas artes oscuras, la mayoría mujeres.

Edimburgo fue la ciudad con más ejecuciones Escocia por este delito: la mayoría de estas supuestas brujas morían estranguladas antes de quemarse en la hoguera en Castlehill. El número de personas ejecutadas en Escocia es incierto, pero uno de los últimos estudios de la University of Edinburgh documenta casi son 300 ejecuciones y 3.837 acusados.

En conclusión, el Halloween es una fiesta agrícola que celebra el cambio de estación, el cual estaba rodeado de misticismo y espiritualidad que fue tildado de demoniaco sólo después de la llegada del papa Gregorio III en el año 731 y Gregorio IV en el año 827.

Las brujas no son las servidoras de satán con cabello gris, piel verde y una verruga más grande que su propia nariz, sino mujeres normales que por la época y el patriarcado cegado por la religión, fueron estigmatizadas, perseguidas y asesinadas.

Hoy en día es más una fiesta infantil que tristemente por la ignorancia de los extremos, es tomada como una fecha macabra.

Si quiere saber más al respecto un libro recomendado por Voz Real es El retorno de las brujas de Norma Blázquez Graf.

Déja un Comentario