Por: Yully Martin G.

¿Cuánto tiempo lleva la ciclovía? ¿Cómo se creó este espacio de concurrencia masiva de la ciudad? Estas preguntas surgieron al pensar en uno de los símbolos característicos de la bogotanidad, pues la ciclovía de Bogotá, hoy está instalada como marca registrada de la ciudad, como referente internacional de la capital de Colombia, modelo que ha roto las fronteras y ha sido implantado en los diferentes continentes; según datos de 2014 se ha replicado en 200 ciudades.

Por esta razón es singular que la mayoría de bogotanos a quienes abordamos con la pregunta, piensan que este fenómeno de concurrencia masiva lleva cerca de 20 años de creación, asunto entendible pues su tecnificación llegó en el año 1995 cuando el IDRD asumió su manejo; y resulta singular porque este evento que nos acompaña cada domingo lleva más de 40 años siendo parte de la ciudad, y muchos de los bogotanos se sorprenden al saber del casi medio siglo que nos ha acompañado.

Entonces surge la pregunta ¿cómo se creó este espacio?

Decomiso de bicicletas, años 50

Para muchos la ciclovía siempre ha estado dada, pero no se han preguntado su origen, e incluso es muy común pensar que es resultado de una política pública que desde algún plan de desarrollo se decidió implementar. Es cuando aparece la otra gran sorpresa, pues para desconocimiento de muchos la ciclovía debe su origen a una protesta ciudadana. «La gente se tomó por la fuerza la Carrera Séptima, la invadió con bicicletas en masa y las autoridades tuvieron que otorgar el derecho con un decreto más tarde.» Lo dice muy bien Jaime Ortíz, cofundador de la ciclovía «La bicicleta tiene una tradición inmensa, para un colombiano es un elemento natural. Lo que no se tenía era el espacio, y cuando se le creó el espacio para que pudieran circular el éxito fue instantáneo». No es raro encontrar en los archivos fotográficos de Bogotá de los años 50, que un elemento como la bicicleta, inventada hace más de 150 años, hace parte importante en la movilidad y en los espacios sociales de los bogotanos desde hace más de medio siglo. Pero sólo hasta el año 1974 se realiza una acción cívica que sienta precedente, donde las bicicletas se tomaron el espacio de los buses y los carros particulares.

¿Cómo sucedió?

Publicación periódico El Tiempo 16 de diciembre de 1974

Surgió la necesidad de convocar a la ciudadanía en torno a la cicla; para el 15 de diciembre de 1974 un colectivo sin ánimo de lucro llamado Procicla, invitó a los habitantes de Bogotá a la primera iniciativa real para estimular el uso de la bicicleta, a este llamado acudieron 5000 bogotanos, para manifestarse en contra de la proliferación de automóviles, la contaminación y la ausencia de oferta recreativa en la ciudad. El «Mitin a favor de la Cicla» como lo denominó el periódico el Tiempo a este hecho cívico sin precedentes, logró habilitar las carreras 7ª y 13 entre las calles 72 y el centro de Bogotá durante tres horas, de 9: 00 am a 12:00 m, para el tránsito de bicicletas.

Fotografía, inauguración de la Ciclovía 1976

Resultado de esta movilización ciudadana, el alcalde Luis Prieto Ocampo firmó los decretos 566 y 567 en el año 1976, los cuales hicieron de «Las Ciclovías» una política pública, permitiendo destinar vías estratégicamente situadas para el transito exclusivo de ciclistas y peatones. Desde entonces y gracias a la movilización ciudadana se creó este espacio de intercambio y esparcimiento, parte integral de la identidad del bogotano promedio, que siente este espacio propio; incluso el 94% de sus usuarios opinan que debería ser declarada patrimonio inmaterial de la ciudad; pues es una manifestación colectiva, se recrea constantemente, de manera presencial, por la experiencia, tiene un valor simbólico derivado de su significado social y de su función como referente de tradición, memoria colectiva e identidad de la ciudad.

Related Posts

Déja un Comentario